Como parte del Proyecto FIC del Gobierno Regional de Atacama: “Qhapaq Ñan: Huella en el Desierto”, que lleva adelante la Universidad de Valparaíso en la región, el próximo domingo 23 de junio, se realizará un fam tour guías y operadores que trabajan en las provincia de Copiapó y Chañaral.

Se trata del circuito número dos de la Ruta: “Circuito del Patrimonio y la Cultura Viva”, ubicado en la zona de Río de Sal y Quebrada de Agua dulce en Diego de Almagro, un sector de alta vinculación con las comunidades collas asentadas en el lugar.

Las actividades continuarán el martes 25 junio con un almuerzo en el restaurant temático minero el Pirquén de Inca de Oro.

En ese lugar, se expondrán los resultado del Proyecto y se hará entrega de los equipos móviles a las asociaciones vinculadas al proyecto que permitirán, gracias a la tecnología y los recursos audiovisuales, generar experiencias del más alto nivel turístico en la ruta.

“La idea es generar una oferta turística regional del Camino del Inca, basada en la creación de productos turísticos de intereses especiales que utilicen la realidad aumentada como tecnología de apoyo para la creación de la experiencia del turista, agregando valor al Qhapac Ñan como patrimonio local y aportando al desarrollo del turismo de Atacama”, explica Carla Taramasco, investigadora de la Universidad de Valparaíso y directora del Proyecto FIC.

En total serán cuatro los circuitos que abarcará esta Ruta Turística. Se trata del ya mencionado circuito del Patrimonio y la Cultura Viva, junto al de Minería Indígena en el valle de Copiapó, y el circuito del Camino Perdido, en el sector conocido como El Portal del Inca y en las cercanías de El Salvador, donde la soledad, el viento y los colores del entorno configuran un viaje de aventura por los caminos que utilizaban los chaskis.

El cuarto circuito, llamado Huellas del Tiempo, se desarrolla en Inca de Oro y el sector de la Finca de Chañaral, donde los visitantes podrán ser parte de un pintoresco poblado que mantiene la minería a la vieja usanza y reconocer los registros dejados en las piedras por los primeros habitantes de esta zona.

Este fam tour invitará a los participantes a retroceder en el tiempo y recorrer cuentos de años de historia, patrimonio y cultura. El circuito comienza en el Río de la Sal y continúa en la Quebrada de Agua Dulce, cerca de Diego de Almagro. Se puede apreciar una hermosa bajada de agua que pasa por los salares de las montañas. En ese lugar se inicia un recorrido que nos acerca donde los Incas transitaban y construyeron uno de sus tantos edificios característicos llamados Tambos. Luego de descubrir estas ruinas ocultas y misteriosas, el recorrido va a encontrarse con los herederos naturales de todo el legado de las antiguas comunidades indígenas que habitaron estas zonas.

A unos 30 minutos hacia la cordillera desde Diego de Almagro, se encuentra la desembocadura del Rio de Sal con el Rio Salado, en este punto comienza una caminata de unos 900 metros por la orilla del río hasta el Tambo del Río de Sal donde se puede disfrutar de arqueología, historia, que con el apoyo de la tecnología se podrá vivir un momento único. Luego el itinerario ofrece la posibilidad de convivir con alguna de las comunidades indígenas que aún reside en estos lugares, para realizar un intercambio cultural compartiendo con la comida o con un buen relato.