Como es de su conocimiento, el Gobierno de Chile enviará próximamente al Congreso Nacional un nuevo proyecto de ley de Reforma Tributaria. En efecto, como Presidente de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama, CORPROA, y en representación de nuestras Empresas Socias y, aquellas que no forman parte de nuestra Corporación, pero tienen relaciones gremiales con nosotros, nos es grato dirigirnos a ustedes con el fin de solicitar su apoyo a la Idea de Legislar sobre esta iniciativa.

Si bien es cierto que esta es la tercera vez que se envía un proyecto sobre la materia, creemos que es un buen punto de partida para iniciar una discusión constructiva donde podamos aportar con nuestra visión y propuestas. Creemos que debemos convocar a nuestros Parlamentarios a un debate que permita contribuir a regulaciones tributarias simples con el fin de incentivar la inversión y el crecimiento económico en forma sustentable, favoreciendo de esta manera, a los empresarios emprendedores, especialmente Pymes que dan trabajo a la mayoría de la fuerza laboral del país.

Consideramos que en la actualidad, el contribuyente está desvalido ante el Servicio de Impuestos Internos (SII), nos regimos bajo una Ley Tributaria que no es moderna y que presenta distorsiones que en algunos casos significa que los que ganan lo mismo, a veces tengan que pagar montos diferentes.

De acuerdo con la información del SII, al año 2017, hay 17.997 empresas constituidas en la Región de Atacama; de éstas, 14.681 son Mipyme (82% del total) y de ellas dependen, 52.933 trabajadores ( 64% de la fuerza laboral). En la mayoría de los casos, estos empresarios no son tratados con justicia por el actual sistema tributario, ya que gran parte de ellos pagan impuestos que por su naturaleza deberían ser similares, pero la realidad dice lo contrario y es desigual.

No debemos olvidar que Atacama tiene grandes proyecciones de desarrollo económico y social, dadas sus características geográficas que nos impulsan a mirar con renovado optimismo los nuevos proyectos mineros, su potencial agrícola y las extraordinarias condiciones para activar y poner en marcha importantes actividades turísticas, además de la inversión pública en obras de adelanto en todas sus comunas. Estos factores nos exigen tener una legislación tributaria adecuada y reglas claras para el logro de los objetivos mencionados.

Le solicitamos que proyectemos y pongamos el crecimiento económico en el centro de las políticas públicas y alcanzar así, el objetivo de un sistema tributario que goce de estabilidad en el largo plazo. De esta manera, lograremos empleos de calidad en forma sustentable que favorecerán a los ciudadanos de la Región y sus familias.

Hemos sabido que en el comercio informal no existe pago alguno de impuestos, con pérdidas anuales de US$ 5 mil millones, y, que la boleta electrónica obligatoria puede reducir radicalmente la informalidad en las actividades económicas y reducir la evasión, toda vez que somos uno de los países con mayor evasión de IVA en OCDE. La simplificación del sistema tributario incentivará la formalización, logrando beneficios tributarios a las pymes en porcentajes mayores a los actuales.

Los impuestos digitales deben aplicarse a las plataformas con el IVA correspondiente y de esta manera lograr que todos paguen los mismos impuestos y las reglas sean las mismas para todos los contribuyentes.

Los invitamos a crear conversatorios regionales a su mejor conveniencia y disposición con el fin de intercambiar opiniones y enriquecer el debate con el único propósito de lograr acuerdos, hacer una nueva ley perfectible y favorecer a los habitantes de Atacama, CORPROA ofrece toda su colaboración para ello.

Daniel Llorente Viñales

Presidente de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama