Por: Redacción 7D

Cinco alumnos becados por Minera Candelaria y la Fundación Atacamágica, que estudian el primer año de Pedagogía en Educación General Básica en la Universidad de Atacama, recibieron su investidura, ceremonia que marca un hito fundamental en su desarrollo académico ya que a partir de este momento se encuentran preparados para realizar su primera práctica profesional en escuelas como futuros profesores.

Respecto de esta importante etapa, Edwin Hidalgo, gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Minera Candelaria, expresó que “este es un hito muy importante para nuestros alumnos becados y estamos orgullosos por ellos, ya que están demostrando que con esfuerzo y compromiso todo se puede conseguir. Nos llena de satisfacción esta noticia, ya que es la muestra que el programa está cumpliendo su objetivo de promover las condiciones óptimas para la permanencia en la educación superior de estudiantes de Tierra Amarilla, Caldera y Copiapó que requieran apoyo”.

En tanto, Luis Albornoz, director de la Fundación Atacamágica, afirmó que “creemos que este acompañamiento que estamos entregando junto a Minera Candelaria está dando sus primeros resultados. Estamos orgullosos de que estos alumnos hayan aprobado con un 100% sus ramos y nosotros creemos muy necesario seguir acompañándolos en este paso por la universidad, porque tenemos la certeza de que la calidad del sistema educacional va en directa relación con el profesionalismo y entrega de sus docentes”, señaló.

Paula Dvorquez fue una de las estudiantes investidas. Es de Caldera y recibe una beca de alojamiento, por lo que no tiene que trasladarse diariamente hasta Copiapó para asistir a clases. “Para nosotros esta instancia es muy significativa ya que es el primer paso para empezar nuestra carrera y dejamos de ser estudiantes para convertirnos en profesores en formación”, señaló.

Elisa Ramos, también es de Caldera y recibe una ayuda económica para el transporte. “La ceremonia fue muy emotiva y estuvieron presentes todos nuestros profesores, quienes tuvieron palabras muy lindas para todos nosotros. Estamos orgullosos y contentos de que Minera Candelaria nos esté ayudando en nuestra formación”.

En la ocasión, los estudiantes desarrollaron su juramento con el que se comprometieron a efectuar un trabajo de calidad, teniendo en cuenta todo lo aprendido y cumpliendo con los requerimientos que la Universidad ha establecido para el buen desempeño de esta nueva etapa que comienzan.

 

Beca Minera Candelaria

Este programa surge como producto del trabajo permanente que minera Candelaria realiza en la provincia de Copiapó en el marco de su política de minería responsable, orientada a canalizar procesos que promuevan e incentiven el desarrollo sustentable de las comunidades.

Para la concreción de esta iniciativa, la compañía desarrolla un trabajo colaborativo con la Fundación Atacamágica para el diseño conjunto del programa de becas, el cual contó además con la colaboración de la Universidad de Atacama y el Ministerio de Educación a través del programa PACE.

La primera versión del Programa Beca Candelaria cuenta con 76 becarias y becarios, con residencia en Copiapó, Tierra Amarilla y Caldera, en su mayoría estudiantes regulares de la Universidad de Atacama, los que han recibido apoyo para mantención, alojamiento, tutorías, matrícula y arancel y traslados durante toda su carrera.