Por: Christian Palma/ Nostálgica

De tanto verlos, los cerros multicolores, las piedras de diversas formas y las maravillosas e interminables quebradas del desierto de Atacama, pasan más bien desapercibidos por los propios habitante de la región, donde mucha gente aún no dimensiona lo que su tierra posee.

Son atractivos de gran interés turístico, sobre todo para visitantes norteamericanos y europeos, pero que no han sido explotados de gran manera. Uno de los lugares más interesantes y, a la vez, más desconocidos son los senderos por donde transitaban los Chaskis, los veloces mensajeros del Imperio Inca, que dominaron esta parte de Sudamérica: El mítico Camino del Inca o Qhapaq Ñan.

Algunas organizaciones y centros de estudio detectaron este potencial y están trabajando para preservar y difundir todos estos atractivos. En ese escenario destaca la Universidad de Valparaíso, que no solo enfoca su labor en poner en valor la ruta Inca y entender la mirada astronómica que tenía el imperio para demarcar los puntos de su trayecto, sino que también está aplicando tecnología para que el visitante se lleve una experiencia que envuelva todos sus sentidos en línea con las tendencias mundiales del turismo.

Esto a través del proyecto Fondo para la Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Atacama: “Qhapaq Ñan: Huella en el Desierto”, que busca diversificar la oferta de este producto de intereses especiales basada en tecnología de realidad aumentada para la generación de experiencias de alto nivel en la ruta.

“La idea es generar una oferta turística regional del Camino del Inca en el sub tramo Portal del Inca – Finca Chañaral, basada en la creación de productos turísticos de intereses especiales que utilicen la realidad aumentada como tecnología de apoyo para la creación de la experiencia del turista, agregando valor al Qhapaq Ñan como patrimonio local y aportando al desarrollo del turismo de Atacama”, explica Carla Taramasco, directora del Proyecto FIC.

Los cuatro circuitos

El Circuito 1, Camino Perdido. Se trata de una experiencia donde la soledad, el viento y los colores se configuran en un viaje de exploración y aventura siguiendo los caminos que utilizaban los Incas en Atacama. Se realiza en el Portal del Inca, cerca de El Salvador.

El Circuito 2, Patrimonio y la Cultura Viva. Es una invitación a recorrer cientos de años de historia, patrimonio y cultura. Se realiza en Río de Sal y Quebrada de Agua Dulce, Diego de Almagro.

 El Circuito 3, Huellas del Tiempo. Desde un pintoresco poblado con una historia de esplendor, hasta los registros en piedra de los primeros que habitaron el desierto. Se desarrolla en Inca de Oro y el Sector de Finca Chañaral.

El Circuito 4 Minería Indígena. Un rincón de Atacama que permite vivir la historia de la minería, desde las primeras culturas que iniciaron esta actividad. Se ubica en el Valle Copiapó.

Lanzamiento del proyecto

La iniciativa será lanzada de manera oficial el próximo 29 de octubre y, dentro de las actividades, se ejecutará uno de los circuito turísticos que componen la “Ruta Qhapaq Ñan, específicamente en el sector del Valle Copiapó, entre la comuna de Copiapó y Tierra Amarilla, circuito denominado de la Minería Indígena.

A la cita están invitados autoridades regionales, guías de turismo, comunidades indígenas y la prensa entre otros para que conozcan uno de los cuatro circuitos que compone esta oferta.

Según Taramasco, las entidades asociadas y beneficiadas con la iniciativa serán “primero, la demanda turística actual y potencial que visite la región, la asociación de Guías y Operadores de turismo de Copiapó, comunidades Collas de Tierra Amarilla, Copiapó  y Diego de Almagro, la Corporación Qhapaq Ñan de esa comuna, junto a otras asociaciones y organismos vinculados al turismo en la zona”.

La profesional agrega que “con el desarrollo de la investigación entendimos la necesidad de agregar un tramo más, que reúne importantes vestigios arqueológicos y de patrimonio inmaterial en la voz de las comunidades indígenas actuales: Se trata del tramo entre Tierra Amarilla y Los Loros. Esta oferta apunta a la generación de un producto turístico con un “sello de destino”, que busca recorrer el tramo del Camino del Inca, como una ruta, por medio de un servicio de interpretación patrimonial basado en una plataforma tecnológica de Realidad Aumentada y contenidos audiovisuales”.

Más en el detalle técnico, cabe consignar que el producto consistirá en una plataforma tecnológica que se compone de un sitio web y una aplicación móvil, la cual utilizará la tecnología de Realidad Aumentada para generar una experiencia de alto valor para el turista, transportándolo a lo que fue el Qhapaq Ñan, a traves de diversos contenidos audio-visuales.

“La Tablet será la ‘ventana en el tiempo’; recurso de apoyo para la interpretación que, a través del uso de imágenes y videos, le entregarán al visitante una representación audiovisual de la cotidianidad del pasado en aquellos hitos donde el turista esté posicionado, lo que, sumado al relato del guía local, permitirá al turista interpretar el valor cultural que este bien representa”.

“Queremos entregar una oferta turística diferente con un sello arraigado en las características que le son propias, aportando con esto, autenticidad y diferenciación a la oferta existente en la región. El desafío de utilizar una tecnología nueva, en un territorio con complejidades, con condiciones de uso difíciles, pero que permitirán generar experiencias turísticas únicas, posiciona a la región a la vanguardia en materia de innovación turística nacional”, sostiene la directora del proyecto.

Finalmente, Taramasco agrega que “se puede comercializar como un producto complementario a lo que ya ofrece la región. Incorpora a sectores como Diego de Almagro y alrededores al turismo regional, localidades que no han sido beneficiados aún del desarrollo de esta actividad. Esto permite que las comunidades locales puedan incorporarse al turismo como proveedores, guías de sitios y emprendedores”.

El proyecto contempla además capacitar a los guías y operadores locales en el manejo de la tecnología y además se les entregará una ventaja comparativa para su sector, ya que esta herramienta los dotará con tecnología de desarrollo de contenidos única para brindar un servicio diferenciador.

Todo el material audiovisual, textos y recursos de información que se han recabado, toman como principio generar un relato y guion auténtico, siempre procurando mantener un enfoque de sustentabilidad que implique, equilibradamente, el desarrollo económico con el cuidado del medio natural y la protección socio-cultural.