a

¿Están preparadas las ciclovías de Copiapó para el aumento de ciclistas?

ciclovías

Por: Christian Palma/Radio Nostálgica

Datos oficiales indican que son más de 120 los ciclistas que ocupan diariamente la ciclovía que cruza la avenida Copayapu en Copiapó. Un número similar de usuarios se traslada por estos tramos diferenciados en las céntricas calles Chacabuco, Colipí y Circunvalación, mientras que en el Parque Kaukari los amantes de las dos ruedas han encontrado un paraíso para pedalear. A su vez, los trabajadores que usan este medio de transporte, en el sector norte de la ciudad, ya se han convertido en una postal clásica -temprano por la mañana o al caer el sol- al igual que los que transitan hasta Paipote y Tierra Amarilla.

Los ciclistas en Copiapó ya representan el 7% de los viajes del parque total, el porcentaje es superior al promedio de Chile (5%) y cercano a la tendencia mundial (8%). Los talleres para estos velocípedos pasan llenos y hay que pedir hora con antelación para lograr que las bicicletas seas reparadas.

Víctor Henríquez es dueño de Travesía Bike, un taller y local de ventas de bicicletas de alta gama. Dice que el negocio ha aumentado considerablemente, de hecho comercializa al menos dos bicicletas por sobre el millón de pesos al mes, casi no tiene espacio en su agenda para realizar mantenciones y los repuestos se agotan rápidamente.

Los números no mienten. En los últimos años el aumento de ciclistas ha sido explosivo. Pero ¿está preparado Copiapó y sus ciclovías, para este gran número de usuarios?

Datos del MOP y del Minvu muestran que existen unos 25 kilómetros de ciclovías operativos en Copiapó. De ellos, el MOP -a través de su Dirección de Vialidad- tiene a su tuición los principales tramos: extensión de Avenida Copayapu y Ruta 30 (ex ruta 5), el sector de Toledo hasta Paipote y una segunda ciclovía que va desde el Puente Copayapu  hasta Avenida Henríquez (circuito que pasa por Sodimac, salida Sur Copiapó, hasta Av. Henríquez en el Palomar).

Por el lado del Minvu, les compete la responsabilidad de las ciclovías del centro de la ciudad, avenida Circunvalación y el Palomar.

Daños y falta de mantención

Las rutas del MOP fueron construidas en carpeta asfáltica, poseen un ancho promedio de dos metros, son bidireccionales, cuentan con cruces regulados, semáforos especiales, señalética informativa y reglamentaria. Sin embargo, tras el aluvión del 25 de marzo de 2015, las rutas fueron muy dañadas y hasta hoy existen tramos en muy malas condiciones, sobre todo desde Avenida Cancha Rayada hasta Toledo, lugar que tiene una longitud de 10 kilómetros y que se ha convertido en un peligro para los ciclistas menos avezados, los trabajadores y las familias que la ocupan para recrearse.

Arturo Álvarez lleva varios años sobre las dos ruedas, no obstante, reconoce que andar en bicicleta por la ciudad no es fácil. “No me atrevo ir en bicicleta al centro con mi familia y el fin de semana anduvimos por la ciclovía a la salida norte de Copiapó, la pasamos mal, pues desde Chamonate hay piedras, tierra y basura,  mi hijo pequeño  no pudo disfrutar y nosotros tampoco, porque estábamos preocupados de que no se cayera”, dice.

Una opinión similar tiene Andrés Cortés, presidente de PedaleAtacama, uno de los numerosos grupos de ciclistas de Copiapó. “Hay sectores de la ciclovía que están dañados, a otros les falta mantención y ni siquiera cortan las ramas de los árboles que dañan la cara y ojos. Las autoridades dicen que están motivadas por el tema de la salud y la vida sana, pero en los hechos no cierran los proyectos u ofrecimientos. Hasta Toledo está transitable, pero falta limpieza y demarcación, hay que andar con cuidado por la tierra y piedras, sobre todo las familias y trabajadores que se desplazan por ahí”.

Más crítico es Alexis, activista de la bicicleta y reconocido como #mueveteenbici en las redes sociales. “Copiapó lideró la ejecución e implementación de ciclovías, cambiando definitivamente el rostro a la ciudad, viéndose más humana y volcando más ciclistas a sus calles aprovechando una oportunidad nunca antes vista. No obstante, la alegría de contar con estas ciclovías, se dañó con los aluviones y requieren una mantención urgente”.

El ciclista reconoce que “también existen conductores tanto de bicicleta que no la respetan y usan las veredas, de conductores de vehículos motorizados que la invaden o se estacionan sobre ella, peatones, runners, feriantes y otros que hacen mal uso”.

Insiste que “el requerimiento más relevante es su mantención, algo imprescindible si queremos fomentar la vida sana, bajar el parque automotriz y ofrecer una mejor calidad de vida a nuestro Copiapó.  Actualmente, al conducir puedes encontrar “baches” por trabajos en el asfalto, botellas, tierra, piedras, agua, basura… entre otros”.

Inversión millonaria

El Seremi del MOP, Alfredo Campbell, reconoce que la zona norte es la que presenta mayores problemas de conservación producto de los aluviones. Por esta razón y tomando en cuenta la realidad actual del parque ciclístico copiapino, su cartera “está próxima a ejecutar un proyecto de conservación especifico, el cual se espera sea adjudicado este mes y cuya posterior ejecución será durante el año 2019,  por un monto de 440 millones de pesos”, asegura.

Una buena noticia que se extenderá a otras comunas de la Región como la vía multipropósito en la Provincia de Huasco, la que pasa por la ruta C – 46 entre Hacienda Nicolasa y Huasco Bajo (2019); la Ciclovía en la ruta C-120 de acceso al Parque Nacional Pan de Azúcar (2020) en la Provincia de Chañaral y, finalmente, en la Provincia de Copiapó, con la ciclovía en la ruta C- 33 entre Paipote y Tierra Amarilla (2023), obras que dependerán de la disponibilidad presupuestaria.

Desde el MINVU, explican que las ciclovías nacen desde la necesidad producida por los cambios que ha tenido el mundo en cuanto al transporte, donde los vehículos han ido perdiendo la prioridad en las políticas globales por debajo del transporte peatonal y las bicicletas, debido a sus virtudes y atributos para las ciudades y las personas.

En ese escenario, esta cartera comenzó en 2010 a desarrollar el Plan Maestro para Ciclovías de Copiapó, el cual considera la ejecución de 68 kilómetros, que lograría una cobertura prácticamente total de la ciudad- y al cual se le pueden ir anexando otros trazados en paralelo a los ejes que pertenecen al MOP como el de Copayapu.

“De ese plan maestro, se han ejecutado más de 20 kms que han logrado conectividades transversales de la ciudad al materializarse el eje Chacabuco y Colipí, por ejemplo, y longitudinales como en Circunvalación y el Palomar”, dice el Seremi Antonio Pardo.

Críticas a ciclovías del centro

Sin embargo, estas ciclovías principalmente (Chacabuco, Colipi), son criticadas transversalmente por los ciclistas a través de las redes sociales.

Desde el MINVU responden que fueron hechas con los más altos estándares existentes, en virtud de que tras los aluviones se generó un programa de conservación que permitió llegar a las mejoras de señaléticas, trazados, altura de vías, segregación y otros cambios que además incluyen marcadores satelitales que permiten transmitir a una página del Ministerio todos los datos para saber qué pasa con las ciclovías, número de viajes, personas que las usan, rutas más usadas, todos elementos que permiten estar revisando y sabiendo que cada vez más se están usando estas vías para movilizarse.

“Mucha gente esta usando la ciclovía y esto sigue creciendo. Ahora el desafío es concluir el programa de conservación de ciclovías toda vez que ya está terminado Colipí, Chacabuco, Circunvalación y nos falta Palomar y Paipote”, agrega el Seremi.

En esta línea, también destaca el Parque Kaukari, lugar que en la medida que va creciendo, también va avanzando en los trazados de ciclovías en ambos costados del río.

“Esperamos en este gobierno haber terminado gran parte de este plan maestro. Tenemos un feedback que nos estimula y señala que tenemos que seguir trabajando porque hay proyecciones al alza considerando el tamaño de la ciudad que transportable en bicicleta y con un clima que permite su uso todo el año”, dice.

Fiscalizaciones

Desde Carabineros reconocen que el tema es complejo. Ricardo Chau, Mayor de la 2da Comisaría Copiapó, sostiene que los más conflictivo es el casco antiguo de la ciudad, pues confluyen el comercio ambulante y el establecido, las descargas de camiones, el transporte público, los escolares y los particulares.

“Tenemos una visión crítica respecto al uso de las ciclovías porque lamentablemente el parque vehicular en la ciudad ha crecido sobre los 30 mil vehículos, entonces tener ese parque y una infraestructura vial que no ha cambiado por más de 20 años, evidentemente que produce un conflicto en la utilización de las vías. Ahora, sumado a esto, la implementación de las ciclovías se realiza en esta misma infraestructura vial, a modo de ejemplo, tenemos la calle Chacabuco que ahora permite el transito de un vehículo, además es una arteria comercial que produce conflictos entre dos derechos: la libertad del trabajo y de desplazamiento, entonces Carabineros trata de no afectar a ninguno de los dos”.

En esa línea, el comisario llama a “que no se ocupen las ciclovías como estacionamiento o para descargas, pues obliga al usuario a hacer uso de la calzada, lo mismo algunos locatarios que obligan al peatón a acceder a las ciclovías”.

Chau añade insiste en que “es un tema complejo, pero convengamos que no todos los ciclistas tienen la cultura necesaria para trasladarse, no se usan los elementos básicos, como cascos, guantes y reflectantes y tampoco se respetan los sentidos de las calles, las ciclovías no eximen a los usuarios de las reglas del tránsito. Tenemos una ciclovía espectacular por Copayapu, pero hay unos tramos que nadie respeta, ni ciclistas ni automóviles y tenemos problemas con algunos malabaristas, con algunos atropellos y agresiones, hay que saber vivir en sociedad, tener cultura cívica y tolerancia”.

En ese escenario, el carabinero reflexiona: “Esto demuestra que tal vez sea el momento de que todos los actores que tenemos injerencia en la fiscalización y también los usuarios podamos establecer algunas estrategias como la reversibilidad de las calles, uso exclusivo de algunas para poder compartir bien el espacio público”.

Finalmente, el alcalde de Copiapó, Marcos López, sostiene que “bajar la gente del auto y subirla a una bicicleta no es una tarea rápida, tarda por lo menos una generación completa, pero  tenemos que seguir con este proceso educativo y cambio cultural. Las ciclovías no son propiedades nuestras, y hasta donde entiendo no tenemos un convenio de mantención de ciclovías. Es un tema que está como en el limbo y me comprometo a revisar que nos compete, pues es un tema que se debe resolver a la brevedad”.

About the author /


Related Articles

PUBLICIDADPUBLICIDADPUBLICIDADPUBLICIDAD

Semanario7Días.cl

El Semanario7Días es un medio regional de comunicación perteneciente a la empresa Atacamacción.

Director y editor General: Christian Palma

Periodistas: Andrea Meseguer, Sebastián Palma

Web Master: Ignacio Villalobos G.

Colaboradores y Columnistas: Omar Monroy, Barbara Labra (El Salvador), Hilda Valdivia (Huasco).

Dirección: San Martín 351, Chañaral Teléfonos: (56)(9)90369361 (52)(2)481421 Chripalma@gmail.com contacto@semanario7dias.cl
13654132_997092710358995_7095096484391989922_n

Queda prohibida toda publicación total o parcial de los contenidos del Semanario 7 Días, sin la previa autorización de su director o citando la fuente. Este sitio contiene enlaces a sitios web de terceros. El Editor no es responsable por las acciones de estos terceros, incluyendo sus prácticas de privacidad y cualquier contenido publicado en sus sitios web.