Por: Christian Palma

 Una de las históricas aspiraciones de los habitantes de las comunas de Chañaral y Diego de Almagro, incluso antes de los trágicos aluviones registrados en marzo de 2015 y mayo de 2017, era la de mejorar la calidad de vida, recuperar parte del legado histórico y, de la mano con ello, mostrar una cara nueva, donde el pasado, presente y futuro de provincia, fueran parte de un producto turístico de calidad, encadenado de diversas iniciativas para dejar de depender económicamente solo de la minería. La tragedia ha demorado estos avances, sin embargo diversas iniciativas -público privadas- avanzan en el camino de reactivar y diversificar la base productiva de esta zona teniendo en cuenta las oportunidades que el territorio presenta.

Tal es el caso de la Corporación para la Competitividad e Innovación de la Región de Atacama (CCIRA), que entregó recursos a los municipios de la provincia para realizar diversos estudios y proyectos que apuntarán en esta dirección.

La institución elegida fue la Unidad de Planes y Proyectos Urbanos de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos  de la Universidad Católica (UC) y que fueron presentados a la comunidad hace unos días. Se trata de cuatro iniciativas relevantes, que están validadas por los municipios y listas para conseguir financiamiento.

 Proyectos

La primera de ellas es el PLAN INTEGRADO DE OBRAS MULTISECTORIALES para la ciudad de Chañaral, que permitirá diagnosticar las sinergias que se deducen del conjunto de proyectos sectoriales que se están llevando a cabo en la ciudad gracias a una imagen objetivo que ponga de manifiesto esta nueva oportunidad que tiene Chañaral de constituirse en una ciudad modelo en base a su realidad territorial.

El siguiente proyecto se denomina  PLAN INTEGRAL DE ESPACIOS PÚBLICOS y MITIGACIÓN DE CHAÑARAL, que considera el desarrollo de una primera etapa enfocada en el estudio de diseños para los espacios públicos del centro histórico y en particular para los ejes Templo, Yungay y plazoleta Cochrane. El objetivo es desarrollar un programa de inversiones de corto, mediano y largo plazo, y acciones concretas de inversión en el espacio público considerando las distintas iniciativas sectoriales en curso y el desarrollo de una primera intervención que considera espacios públicos priorizados que conforman una pieza urbana.

Por el lado del turismo, existe una propuesta de desarrollo para PLAYA CALEUCHE, unos kilómetros al sur de Chañaral, que busca definir un diseño incremental que permita habilitar la playa con equipamientos básicos y servicios que resulten atractivos al turismo nacional e internacional.  El desarrollo del estudio implica definir un programa de inversiones de corto, mediano y largo plazo y acciones concretas considerando las distintas iniciativas sectoriales necesarias para habilitar la playa. De hecho, este proyecto ya comenzó a implementarse en una primera etapa, gracias a una acuerdo entre la Municipalidad de Chañaral y la Minera Mantos Copper.

En Diego de Almagro, está contemplado el desarrollo de un innovador PARQUE ACUÁTICO EN LA QUINTA LOS CHAÑARES que en base a un plan maestro define el diseño de arquitectura y paisajismo y los requerimientos de ingeniería y especialidades necesarios para implementar un “Parque del Agua” que mejorará la oferta de espacios recreacionales de la comuna y también posicionará a Diego de Almagro como atractivo turístico de la provincia.

“En este contexto, la realización de obras tendientes a fortalecer la identidad de las comunas y el arraigo de los habitantes en el territorio cobran especial importancia a la vez que posicionan a la provincia como una alternativa atractiva para el desarrollo de actividades productivas y culturales para la población permanente y visitantes”, explica Ximena Arizaga, Subdirectora de Planes y Proyectos Urbanos de la UC.

Si bien el grueso de los habitantes reconocen estar cansados de los proyectos y exigen que las obras pasen del papel a la realidad, las iniciativas mostradas por la UC, fueron muy bien recibidas, pues entienden este proceso de reconstrucción como una oportunidad enfrentar el futuro con una mirada integral de desarrollo armónico y sustentable en el marco de iniciativas serias y perfectamente realizables que mejorarán ostensiblemente la calidad, capturando los encadenamientos productivos a escala local y la optimización del Paso San Francisco.

Marcela Castro, ejecutiva de innovación y competitividad de la provincia de Chañaral de la CCira, explica que “estos proyectos se hicieron para los municipios a solicitud de ellos y ahora su tarea es conseguir los recursos. Estamos conformes con el trabajo de la universidad, ellos conocen mucho el territorio, por lo mismo estas iniciativas están encadenadas con otros como el corredor bioceánico o el turismo… Si esto se llega a concretar cambia la vida de la provincia, pero no olvidemos que son a largo plazo”.

Para el Consejero Regional Manuel Reyes, “esto pondrá a prueba la astucia de los alcaldes, pues nosotros en el consejo tenemos muchos estudios, y son ellos con sus equipos de conseguir los recursos para su realización, pues son proyectos de calidad”.

Por su parte, John Silva presidente de la Corporación de Desarrollo de Chañaral, dijo que “nosotros queremos cambiar y mejorar la imagen del puerto con este tipo de proyectos y la clave es la asociatividad público privada”.

A juicio de Nicolás Álvarez, dueño de la clásica ferretería Mateco en Chañaral y que fue destruida por los aluviones, “este es un trabajo muy interesante, sin embargo hay un punto donde tenemos que seguir conversando y que tiene que ver con el encausamiento del río Salado y ver si son realmente soluciones o mitigaciones que a lo mejor no solucionan los problemas”.

El empresario agregó que esto es clave sobre todo por la dependencia comercial de Chañaral de la carretera que cruza la ciudad.

Finalmente, María Paola Aróstica, directora de Secplac de la municipalidad de Chañaral, dijo que “ahora hay que buscar el financiamiento, lo más probable es que sea vía FNDR y otros líneas menores. Son proyectos validados por los municipios”.