Por: Redacción 7D

Tras constatar en terreno la falla del ducto de impulsión de Aguas Chañar, cuya objetivo es abastecer de agua potable a Chañaral, autoridades del Gobierno Regional, encabezadas por Miguel Vargas Correa, Intendente de Atacama, recorrieron dicha comuna para monitorear el plan de contingencia anunciado por la empresa sanitaria y fiscalizar la cantidad y la calidad del agua que se está entregando a la comunidad.

El corte del suministro se produjo el día miércoles 08 de febrero durante la mañana y según informó Aguas Chañar, éste regresaría el viernes 10 de febrero durante la madrugada. Al respecto, Vargas Correa fue enfático y declaró que “así como la empresa sanitaria sanciona a un consumidor cuando éste no paga, luego le corta el servicio y finalmente le cobra por la reposición, también queremos que compensen a los consumidores”.

El Intendente de Atacama no sólo exigió a la empresa extremar las medidas para que el servicio se pueda reponer en el menor tiempo posible, sino que también solicitó reforzar el plan de contingencia. “Estamos monitoreando con la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), la SEREMI de Salud, la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), la Gobernación de la Provincia de Chañaral y la Municipalidad de la comuna, los trabajos de emergencia anunciado por Aguas Chañar para asegurarnos que se está enfrentando el problema, que por cierto causa molestias a los vecinos y vecinas”.

La empresa sanitaria ha informado que para enfrentar la emergencia ha dispuesto de 32 estanques de agua de 1.000 litros ubicados en distintos puntos de la ciudad, además que ha reforzado la presencia de camiones aljibes; de hecho van a estar 12 de éstos operando en el transcurso del día; y cuentan con 9 camionetas en los distintos sectores de Chañaral que están llevando agua con estanques de mil litros para atender necesidades más urgentes. “Esto es lo más importante en este momento, que el plan de contingencia opere para garantizar el suministro de agua a la población y en segundo lugar que los trabajaos de reparación del ducto se pueda terminar en el menor tiempo posible”, argumentó Miguel Vargas.

Sanción y demanda colectiva

Tras conocer la grave falencia del servicio sanitario, el Intendente de Atacama ha informado que “desde el Gobierno hemos decidido solicitar a la SISS iniciar un procedimiento de sanción en contra de la empresa aguas chañar, ya que el corte del suministro afecta a los clientes debido al incumplimiento de las obligaciones contractuales de administración de la concesión que tiene dicha empresa. Esperamos que con la investigación requerida, se establezcan las causales reales de este corte y la responsabilidad de la empresa en esta materia”.

El representante de la Presidenta Michelle Bachelet en la región, además agregó que “también le hemos pedido al SERNAC, al igual como lo hicimos en Copiapó, que inicie un procedimiento de demanda colectiva, porque aquí son los consumidores los que tienen que ser compensados cuando las empresas no cumplen con sus obligaciones, los consumidores no tienen culpa de lo que pasa. También quiero destacar el trabajo de la SEREMI de Salud, quienes han estado en terreno fiscalizando la calidad del agua que se entrega a las personas en el marco de la emergencia”.