Por: Carlos Palma Vergara

Transcurridos algunos días desde que culminaron las elecciones municipales en todo el país, donde una diversidad de analistas hacen lectura de los resultados, podemos observar que en muchos asoma la vieja premisa “que las elecciones no se pierden ni se ganan… simplemente se explican”.

Más allá de esto, creo que de igual manera es necesario develar el escenario real de lo que quedó en evidencia tras los resultados, sobre todos para quienes mantienen grados de interés por la política.

Para nuestra comuna de Chañaral, el saldo de la reciente elección no es muy diferente a lo que en general fue la expresión nacional. Y los análisis se hacen -como corresponde- desde el punto de vista de la votación de concejales.

Tal como ocurrió en el país, en Chañaral se manifestaron los mismos síntomas. A decir, que si bien la Nueva Mayoría sigue siendo el bloque mas votado, el diferencial con los partidos de la derecha, con respecto a la elección anterior, disminuyó. En lo práctico, la Nueva Mayoría quedó con un concejal menos, solo tres, y la derecha aumentó uno, es decir, queda con dos, mientras que el cupo restante pertenece al bloque del PRO.

Los mapas políticos son dinámicos y se van moviendo en cada elección, y estos van marcando pautas y estrategias para futuros comicios como son las presidenciales, parlamentarias y consejeros regionales.

En esta última competencia electoral, quedaron en evidencia otras cifras que llaman la atención, por ejemplo: la Democracia Cristiana luego de ser el partido con mas preferencias en la elección anterior, cayó vertiginosamente al séptimo lugar perdiendo mas de un 50% de votación. Solo le salva el hecho de haber podido mantener su concejal.

Caso similar sucede con el Partido Socialista que pierde casi 270 votos y además no logra mantener su concejal. Los Ecologista aun cuando aumentan levemente su votación, tampoco logran mantener su representante.

El Pacto donde el principal partido es el Radical, sube notoriamente su votación, obteniendo un cargo a concejal y con una primera mayoría. En el caso de los bloques que agrupan a Chile Vamos e independientes, marcan una leve, pero significativa alza, ya que aumentan un concejal, quedando electos un RN y un UDI, aunque en esta ocasión RN pierde el privilegio de tener el concejal mas votado.

En cuanto al bloque liderado por el PRO, este obtiene un significativo aumento en relación al 2012, logrando instalar un concejal. Dentro del bloque del Partido Comunista y PPD, el primero sube con respecto al ejercicio anterior, marcando una buena votación y ganando un concejal, caso distinto el de PPD que logra una muy marginal votación.

Listo el mapa, el tema que ahora importa es que aquellos quienes fueron alectos tendrán la oportunidad de acompañar la gestión del alcalde electo Don Raúl Salas Aguilera, escribir su propia historia y la de nuestra comuna. Así las cosas, nos queda pendiente la consulta de: ¿Quién ganó? solo lo sabremos a medida que corran los meses y el tiempo hable, pero que indudablemente esperamos que todos tengan una excelente gestión y que el gran ganador finalmente sea nuestra querida comuna y su gente.