Por: Redacción 7D

Desde los tiempos en que la tienda Icarito estaba ubicada en la calle Los Baños en Chañaral, su dueña, la señora Yolanda Tobar, conocida cariñosamente como “Yolita”, se ganó la fama de tener “de todo” en un lugar que a simple vista no parecía muy grande. Cartulinas de todos los colores, lápices novedosos, papel de volantín, imanes, palitos de maqueta, disfraces, sombreros, elásticos, sacapuntas, máscaras y hasta greda, entre muchos otros, eran los materiales que toda chañaralina o chañaralino encontró en este negocio que era un verdadero baúl de secretos y que no cerraba ni siquiera los domingos, todo un alivio para quien había olvidado comprar los útiles del colegio para el día siguiente.

Luego la tienda se trasladó al centro del puerto. El local creció, pero la atención amable y cariñosa de la Yolita se mantuvo intacta. Pero no era solo la disponibilidad de entregar un buen servicio lo que caracterizaba al Icarito, sino que la preocupación por ofrecer lo que su clientela necesitaba.

“Una vez mi padre que estaba muy enfermo necesitaba suero. Ni en la farmacia ni en el hospital había y no sabíamos qué hacer, justo pasamos por el centro y se me ocurrió preguntar en el Icarito y obvio que ahí la Yolita tenía, era una tienda que no dejaba de sorprender”, recuerda un cliente de la tienda.

Pasó el tiempo y la tienda se volvió a trasladar, esta vez a la calle Condell, manteniendo una tradición de años y convirtiendo al Icarito en una de los locales iconos del puerto y de los más recordados. Esto a pesar de una invisible, pero letal enfermedad que iba consumiendo lentamente a la Yolita, la que, sin embargo, jamás dejó de trabajar mientras tuvo fuerzas.

Lamentablemente, el pasado 10 de octubre la señora Yolanda falleció en Copiapó. Se fue rodeada del cariño de sus más cercanos, con la alegría de haber sembrado el bien y de haber inscrito su nombre en la historia de Chañaral. Su partida caló profundamente en la ciudadanía, pero también sirvió para recordar a una de las grandes hijas que ha dado el puerto.

Según informó Atacama Noticias, los retos de la señora Yolanda se encuentran en la calle Los Carrera, en la funeraria Santa Julia. Este miércoles a las 15.40 horas, será trasladada a la Capilla De La Santa Cruz (Bellavista), donde se le dará el último responso para luego caminar hasta el Cementerio de Chañaral para su último descanso.