Por: Redacción 7D

Luego del episodio de robo del año pasado donde fue vulnerada la seguridad del recinto aeroportuario, se puso en marcha la obra para reponer el cerco perimetral dañado. El proyecto que contempla un plazo de 90 días, y que comenzó en julio pasado, ya presenta un significativo avance del 80%, y considera la conservación del cerco existente en los sectores que hoy se encuentran desprovistos de la adecuada protección, además de la construcción de pretiles de suelo cemento en sectores donde se ha generado espacios entre el nivel del suelo y el cerco para otorgarle mayor protección en caso de futuros intentos de robo e impedir el paso de animales al interior del recinto.

Sobre el tema el Seremi de Obras Públicas, señaló, “en virtud de la necesidad de mantener los estándares de seguridad exigidos por la normativa aeronáutica, nuestra Dirección Regional de Aeropuertos ha realizado una importante gestión, para aumentar en 900 ml los pretiles y continuar protegiendo el cerco perimetral de eventuales robos y el paso de animales al sector, obras que consideraron una inversión adicional de 20 millones de pesos”.

Así mismo agregó, “estas obras forman parte del Plan de Conservación que tiene la DAP para mantener en óptimas condiciones la infraestructura de la red aeroportuaria de Atacama, y que alcanza actualmente, una inversión total de 87 millones de pesos”.

Cabe destacar que esta obra se suma a las anteriores inversiones que la Dirección Regional de Aeropuertos (DAP), viene realizando durante los últimos años en los aeródromos de la región de Atacama, aportando a mejorar los estándares de seguridad de la infraestructura aeroportuaria.