Por: Christian Palma

El presidente de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (Corproa), Daniel Llorente, valoró el crecimiento de 9,2% que mostró la región en el trimestre abril-junio de este año, respecto a igual período del año anterior. Según datos entregados este viernes por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el primer semestre la variación acumulada fue de 9,1% la que se compara con el 3,7% del mismo lapso de 2015 .

Sin embargo, el líder empresarial, alertó que esta cifra corresponde en gran medida “a la ejecución del presupuesto de emergencia derivado de los aluviones de marzo de 2015”,  tal como lo precisa el informe del INE al indicar que “el sector que presentó la mayor incidencia en el crecimiento fue Construcción producto casi en su totalidad del alza del sub sector Obras de Ingeniería Pública generada por los trabajos de construcción post aluvión realizados en la región desde fines del año 2015”.

“El crecimiento de 9,2% del Inacer no es una mal número, pero al revisar en detalle tenemos que esta alza se debe al desarrollo de obras públicas derivadas de la catástrofe y que en los próximos semestres deberían disminuir. Estos son factores transitorios que no marcan una tendencia que nos diga que la región volverá a crecer como por ejemplo el 2012  cuando el PIB fue de 9,3%”, indicó Llorente.

Cabe consignar que en el segundo y tercer trimestre de 2015 este indicador registró una variación de 2,5% y -1,9%, respectivamente, esto implica una base de comparación baja para el segundo trimestre de 2016 y se espera lo mismo para el trimestre en curso. En este sentido, Daniel Llorente insistió que “al ser tan baja esta base de comparación, cualquier aumento en los diferentes sectores de la economía  responde principalmente a la reposición de lo que había antes del aluvión y que eleva momentáneamente el índice de actividad”.

Al analizar el comportamiento de los sectores que presentaron decrecimiento en el trimestre analizado tenemos que Transportes y Comunicaciones fue el que experimentó la mayor incidencia negativa. Minería, en tanto, también registró un retroceso provocado por el menor dinamismo de la minería metálica, junto a ello, Comercio, Restaurantes y Hoteles anotaron números negativos causados en mayor medida por la caída del subsector restaurantes y hoteles.

Según Luigi Giglio, gerente general de Casino & Hotel Antay, la ocupación hotelera en la región se mueve entre el 35% y 40%, cifra que es compartida por Ercio Mettifoggo, presidente de la Asociación de Turismo de ATacama (ATA).

Por otro lado, el Índice de Actividad de la Construcción Regional (Inacor) de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC)  acumulado entre enero y abril de 2016, fue de -1,9%. Además muestra una baja en los permisos de edificación de 35% explicado principalmente por la disminución en superficie para industria, comercio y almacenamiento

A su vez, el Banco Central informó el pasado jueves que el PIB de la Región de Atacama en el año 2015 fue de -9,6%, contribuyendo negativamente al Producto Interno Bruto nacional, que registró un crecimiento de 2,1% el año pasado. En 2014 Atacama el PIB decreció -7,9%, la explicación en ambos periodos se debe a la caída de la actividad y la inversión minera, seguida por una baja en la Construcción, principalmente.

Finalmente, Daniel Llorente sostuvo que “ es fundamental para volver a dar un dinamismo y paso fuerte a la economía de Atacama ,reactivar los proyectos de inversión privados que hoy se encuentran detenidos por razones que no guardan relación con los precios internacionales de los metales y que suman cerca de USD 15.000 millones según nuestro estudio dado a conocer la semana pasada…»