Sin duda la situación laboral en el Valle del Huasco y en Atacama en general está llegando a niveles complejos, si buscamos una buena explicación es necesario observar qué ocurría hace un par de años cuando manejábamos cifras de pleno empleo y el crecimiento económico era evidente en toda la región: en Vallenar, por ejemplo, teníamos proyectos de inversión potentes en marcha, eran los años de construcción de Agrosuper, de la carretera, de Caserones, de Pascua Lama y también operaciones de El Morro. Estaba  la ampliación de Los Colorados y el inicio de la unidad 5 de Guacolda. Nuestra economía está fuertemente indexada a este tipo de inversiones, recordemos que durante el año 2013 el 95% de la inversión en Atacama fue de privados.
Hoy, por razones de precios de los metales, de errores de los inversionistas, cumplimiento de las obligaciones ambientales y relaciones con la comunidad además de la gran incertidumbre por la que atraviesa  el país provocada por la pérdida de las confianzas y la implementación de las grandes reformas, nos pone en un escenario complejo donde no se encuentran las condiciones para los grandes proyectos de inversión.
Sin duda el Gobierno Regional ha realizado un esfuerzo importante en invertir los fondos públicos para apoyar la generación de empleo, pero se requieren las condiciones que generen la inversión privada potente y sostenida.
Las empresas cuando vuelvan, deberán entender que las relaciones con la comunidad deben ser distintas, tienen que hacernos sentir que somos parte de su proyecto, con respeto al medioambiente. Por otra parte, las personas debemos entender que la ganancia debe ser para todos y que así como exigimos derechos debemos aceptar las obligaciones. En resumen debemos buscar el camino donde todos ganemos.
NOTA:
CORPROA es una Asociación Gremial que reúne a casi cien empresas de distintos tamaños y actividades dentro de la región de Atacama, nuestra misión es trabajar e impulsar desde el sector privado acciones que guarden relación con el desarrollo de nuestra tierra, no tenemos ningún tipo de atribución legal y nuestras actividades están inspiradas en un profundo sentir regionalista