Por: Redacción 7D

Caldera y sus costas, los alrededores de Copiapó, el Valle del Huasco y Pan de Azúcar son algunos de los destinos que recomienda Sernatur para sorprender al hombre que más quieres el 19 de junio.

Adiós a las tradicionales cajas de herramientas, corbatas o billeteras. Se acerca el Día del Padre y una alternativa a los regalos de siempre es ofrecer una experiencia única en uno de los innumerables destinos que tiene Atacama.

“En este día estamos invitando a todas las familias, especialmente a padres e hijos para que realicen algunas de las actividades que se pueden disfrutar en la región. Desde buceo en las costas de Caldera, pasando por rutas gastronómicas en el Valle del Huasco o realizar deporte aventura en el Mar de Dunas. Son algunas de las opciones que recomendamos para hacer de este fin de semana un momento inolvidable”, señaló Daniel Díaz, Director de Sernatur Atacama.

Porque es su día y es el momento de pensar en algo que los haga felices, Sernatur presenta cuatro estilos de papá y un viaje para cada uno de ellos.

El Aventurero

Si le gustan los desafíos extremos, los retos y la adrenalina sorpréndelo con una experiencia en 4×4, buggies o quads recorriendo el Mar de Dunas. Sus 335 kilómetros cuadrados de arenas lo convierten en uno de los campos dunares más extensos del país.

Otra de las actividades que se pueden realizar es sandboard, con tours que se prestan en la zona y que incluyen esta experiencia de deporte aventura aprovechando la duna de El Medanoso. Además, se puede acceder a caminatas dunares en un trekking que permite ver la belleza de las extensas dunas que van dibujando sombras al atardecer.

El Tradicional

Si tu papá es de los que prefieren relajarse frente al mar, ama la tranquilidad y las actividades en el agua, la mejor opción es practicar buceo en las costas de Caldera. Localidad turística, con temperaturas homogéneas y precipitaciones casi nulas, es un destino obligado para los amantes de los deportes acuáticos que encuentran en estas playas un espacio para practicar sus hobbies sin interrupción.

Verdadero oasis lleno de tesoros acuáticos que sorprende a los buzos con barcos hundidos, restos de ballenas milenarias y una diversa flora y fauna marina, la cual ha atraído a estudiosos de todo el mundo hasta sus costas. Montar en kayak o hacer surf o kitesurf son otras de las actividades acuáticas que se pueden realizar.

El Místico

Si él disfruta de lo natural y místico, como un fin de semana especial con su hijo en un paraje lejano y espiritual, llévalo a recorrer “La Ruta de los Olivos Centenarios”, en el Valle del Huasco.

El trayecto tiene una duración de aproximadamente una hora y media, llegando a los olivos añosos (200, 300 y 500 años) de variedad “Sevillana”, los que sirvieron de matrices para el fundo y el resto del valle y el país. Durante el recorrido se entrega además una amplia información sobre cultivo, manejo y variedades. La visita culmina en un quincho, con una exquisita degustación de distintos tipos de aceitunas y aceite de oliva.

El Amante de la Naturaleza

Si le gusta la sencillez de la vida y la naturaleza, Pan de Azúcar es su destino. Acompáñalo a realizar turismo de naturaleza y avistamiento de flora y fauna ya que se puede observar vegetación y fauna de ambiente desértico costero. Las especies de flora son adaptadas a la falta de agua destacándose las cactáceas, columnares y globosas, como la “copiapoa”, en un número superior a 20 especies.

Destacables son las poblaciones de guanacos, zorros y reptiles, así como los animales marinos tales como pingüinos de Humboldt, lobo de un pelo, chungungo, y abundante avifauna marina y terrestre.