Por Christian Palma

Es quizás el único proyecto minero viable a gran escala de la Región de Atacama hoy en día. Nos referimos a la Minera Santo Domingo que pertenece a la sociedad formada por la canadiense Capstone (70%) y la coreana Kores (30%).

El área de la mina está ubicada a 7 kilómetros de Diego de Almagro el proyecto tendrá incidencia en esa comuna como en Caldera y Chañaral. Contiene cobre, hierro y oro, cuyas reservas ascienden a 392 millones de toneladas y con leyes de 0.30% Cu, 28% de Fe y 0.04 g/t de Au. Es una mina a tajo abierto, con una planta concentradora con flotación que producirá concentrado de cobre y recuperación magnética para lograr concentrado de hierro.

Además estipula la construcción de un puerto propio en sector Punta Roca Blanca para embarque de concentrados, un concentraducto de 110 kilómetros para el transporte de concentrados de hierro al puerto y el transporte de concentrados de cobre por camiones.

También tendrá un acueducto para llevar agua de mar sin desalar desde el puerto a la planta concentradora.

La producción anual promedio alcanzará las 250.000 toneladas de concentrado de cobre y 4 millones de toneladas de concentrado de hierro. Se estima una vida útil de18 años y una inversión de capital de US$1.700 Millones.

En medio de estos datos y a la espera de obtener una Resolución de Calificación Ambiental favorable durante el primer trimestre de 2015 y la Concesión Marítima para el Puerto hacia fines de este año, el presidente y gerente general de la minera Santo Domingo, Juan Carlos Alfaro, conversó en exclusiva con 7 Días en temas referidos a la contratación de mano de obra local.

 

De prosperar el proyecto Santo Domingo ¿cuáles serían los beneficios positivos para las comunas de Chañaral y Diego de Almagro?

 

-El impacto positivo que deriva de estas inversiones enormes tiene que ver con el efecto económico que provoca un negocio de esta magnitud. Uno de los aspectos, sin duda alguna, es la posibilidad de contratación de mano de obra local y ahí no me refiero sólo a la mano de obra directa por parte de la empresa, sino que a todos aquellos servicios que la empresa requiera contratar para su funcionamiento. Estoy hablando de alimentación, transporte, aseo. Lo segundo tiene que ver con la posibilidad de que los proveedores locales también sean considerados durante el proceso de operación de la empresa, que son, en el caso nuestro, los próximos 18 años, en la medida que cumpla con los estándares de calidad y precio. Esto porque al final del día con qué tiene que lidiar cualquier empresa o proyecto como el nuestro, con intentar hacer el mejor impacto positivo en la región, pero evidentemente está sujeto a las condicionantes y entender que esto no es un obra de beneficio, es un negocio y como negocio tiene que siempre postular a servicios de calidad y competitivos. Entonces, repito, el desafío es compartido. En la medida de que los proveedores locales sean capaces de hacerlo, evidentemente serán privilegiados en la elección nuestra.

 

Se ha hablado de que este proyecto necesitará hasta 4 mil trabajadores en su etapa de construcción ¿esa cifra es real o se está exagerando?

-El número de 4 mil y algo es lo que hemos indicado en nuestro Estudio de Impacto Ambiental y es la estimación de gente durante la construcción. Yo diría entre 4 mil y 5 mil en el peak de la construcción que es la estimación hoy. Ahora, durante la operación, que es donde yo veo mayores oportunidades por el largo plazo que eso implica, el proyecto parte con una dotación de unas 1.050 personas, de los cuales unas 700 son propias y las otras 400 son de los distintos servicios que les mencionaba.

 

¿Hay una política de la empresa de contratar un porcentaje de gente local?

Sin duda alguna que queremos privilegiar la contratación local, es la petición más sentida que toda la gente nos entrega, por lo tanto, nos deja una responsabilidad que no es menor y estamos trabajando para ojalá maximizar, pero comprometerse con un número…. En la construcción es difícil por lo que le explicaba, pero en operación, las posibilidades están ahí y podemos hacer un trabajo conjunto, no sólo en el largo plazo, sino que en el corto y el mediano.

 

¿En qué está el proceso para conseguir los permisos para la construcción del puerto del proyecto Santo Domingo?

-Este proceso está avanzando bien. Hoy día se encuentra en el organismo que tiene que emitir la concesión, que es la Subsecretaria de las Fuerzas Armadas en Santiago. La última información que tenemos es que camina para su otorgamiento antes de fin de año.

Posted in: Sin categoría