Por Christian Palma

La semana pasada y con una inversión superior a los 100 millones de dólares, la minera Mantoverde, de la compañía Anglo American Chile, inauguró una planta desaladora en el sector de Bahía Corral de los Chanchos (Las Piscinas) a 30 kilómetros al sur de Chañaral y que permitirá ahorrar en el consumo hídrico de sus faenas. Este hecho fue valorado tanto por los representantes de la empresa como por la máxima autoridad del sector, toda vez que se estima una producción de 120 litros por segundo, una vida útil de 20 años y una moderna tecnología que permitirá ahorros de hasta 30% en materia energética.
Tras la ceremonia de inauguración, que contó la presencia del vicepresidente de Operaciones de la minera, Giancarlo Bruno, autoridades regionales y representantes de algunos sindicatos de pescadores de Chañaral, la ministra de Minería, Aurora Williams, conversó con 7 Días y calificó como “una muy buena noticia” la puesta en marcha de la planta, pues “Demuestra una constante preocupación por buscar tecnologías que optimicen nuestros procesos y respondan a temas medioambientales prioritarios, además significa un gran aporte a la situación hídrica que enfrenta la región de Atacama”.

¿Qué le pareció la inauguración de esta planta desaladora?

-La planta desaladora de Mantoverde está diseñada para producir 120 litros por segundo. Tiene otra ventaja: fue construida con un sistema que permite generar ahorros de energía del orden del 30% en comparación con una desaladora tradicional. Lo más importante es que esto permite que la minera Mantoverde desestrese la cuenca del Río Copiapó que es un tema sumamente importante para la región. Ya lo había hecho hace unos años entregando el uso de algunos derechos de agua a la empresa sanitaria regional, pero hoy día, la operación de esta planta es destacable, porque en la práctica uno de los temas más relevantes que es el recurso hídrico, en una región con un estrés importante, tenemos ya una empresa que empieza a consumir agua de mar, desalada, en sus operaciones.

¿Qué más destaca usted de este proyecto?

-Me gustaría agregar un tema muy relevante. En el desarrollo de este proyecto, que técnicamente no cabe duda lo que aporta a la minería, es que además lo realizó en conjunto con los sindicatos de pescadores que están emplazados en el sector. Hay seis sindicatos, con los cuales se trabajó desde antes que llegara Mantoverde a establecerse en el sector para construir su desaladora. Esto permite que esos sindicatos tengan planes de desarrollo  y que también permiten que vayan creciendo al igual como crece la minería.

Sin embargo, ministra, hay un grupo importante de pescadores de Chañaral que reclama porque consideran que no fueron tomados en cuenta en este proceso. ¿Qué opina usted al respecto?

-Mire. Desconozco esa información. Sin embargo, hay un tema muy importante: tener los justos equilibrios y que efectivamente se trabaje con aquellas comunidades que son impactadas por un determinado proyecto, sea cual sea, en este caso es una desaladora, en otros puede ser una planta diferente o un yacimiento. Entonces, uno siempre se va a encontrar con el reclamo del límite y dónde está el límite entre lo que efectivamente es afectado y lo que pudiere no ser afectado. Aquí lo relevante es la voluntad de todas las partes de poder conversar y resolver todos los temas. Creo firmemente en el diálogo y creo que es la única manera de resolver las diferencias que pudieran existir.

¿En cuánto desestresa esta desaladora la cuenca del Río Copiapó?

-Ellos (la empresa) tenían derechos de agua arriba y que fueron entregados en su momento -del orden de 90 litros por segundo- a la empresa Aguas Chañar. Además tuvieron que comprar agua que era trasladada en camiones aljibes. Toda esa agua hoy día se libera para que efectivamente comiencen a ser abastecidos por la desaladora.

¿Es la política que deberían seguir otras empresas mineras?

-En todos los grandes proyectos mineros que estén en una cota razonable, digo una cota razonable en el sentido que la impulsión permita llegar al yacimiento. El futuro es el agua de mar, desalada o no desalada.

Posted in: Sin categoría